Localismo

Para este diciembre el localismo tomará más fuerza en negocios de venta de alimentos y bebidas
Plumazos Por: Carmina López Martínez *Comunicóloga y mercadóloga (carmina.lpm@gmail.com)

Estamos a horas de comenzar la temporada navideña, lo que significa para gran parte del sector terciario una oportunidad de recuperarse económicamente teniendo más ofertas y promociones todo el mes.

Hace poco fue un excelente evento El Buen Fin para que los comercios de todos los giros pudieran desempolvar gran parte de su mercancía que no lograba salir en los últimos meses.

Según se informó, las ventas superaron en un 10 por ciento las del 2020, lo que por supuesto dio un respiro a las empresas, sobre todo cuando se atraviesa un periodo intenso con la inflación más agresiva para el bolsillo de los mexicanos.

Ahora viene la temporada de adquirir productos específicos para las fiestas decembrinas; hay una enorme variedad de artículos que en el 2020 posiblemente permanecieron en el anaquel de la tienda.

Además son fechas que promueven los viajes largos y cortos, principalmente hacia los destinos con climas fríos y de ambiente nostálgico. Lugares que se ven incansablemente en películas de tintes navideños.

Claro que para las personas que viven en ciudades con temperaturas gélidas, se resisten a compartir la Navidad con los días nevados. Así que es costumbre ver en destinos de playa mexicanos a muchos turistas que vienen principalmente de Canadá y Estados Unidos.

Así comienza la llamada Temporada Alta, con la cual diversos negocios preparan varias promociones especiales para ser más competitivos. Además con la experiencia acumulada de otros años ya tienen mayor claridad en qué innovar y en cuáles aspectos es mejor mantener las tradiciones.

Mientras en espacios abiertos y públicos, ya hay una activa dinámica de eventos para la exposición de productos de temporada, hechos a mano, sustentables, tradicionales, de marcas locales y más.

Hay negocios de emprendimiento con un buen prestigio que obtuvieron un crecimiento orgánico a través de redes sociales, pero que igualmente invirtieron en un stand de muchos eventos locales de las últimas semanas.

Así es como la oferta y consumo de marcas/productos locales aumenta en esa temporada, pero de igual manera es una tendencia que va en crecimiento a nivel nacional y global.

Con la pandemia, el “localismo” se fortaleció como una manera de apoyar a los comercios de todos los tamaños y giros, especialmente los que permanecieron cerrados por las fuertes restricciones.

Si bien, la innovación no ha sido una fortaleza al consumir localmente, los usuarios prefieren elegir productos básicos e indispensables para el día a día. Es decir, va primero el apoyar la economía de la comunidad y fortalecerla.

Pero los emprendedores y empresarios no deben dejar de considerar la tecnología como parte de su planeación a futuro. Se repite en el mensaje de los futurólogos -en negocios- y analistas económicos que, es inevitable hablar de reactivación económica si ésta no va de la mano de la tecnología.

Así es que el consumo local no debe pensarse en un aspecto puramente tradicional y simple, menos con la oportunidad de frente para optimizar procesos internos, crecer en un ecosistema digital y al mismo tiempo mantener una imagen orgánica de la marca.

Personalmente considero que una marca local, con poca inversión en mercadotecnia para posicionar sus productos, puede alcanzar un crecimiento vertical si incluye una estructura horizontal, por mencionar, con aliados que le aporten y fortalezcan.

Para este diciembre el localismo tomará más fuerza en negocios de venta de alimentos y bebidas, preparados o no. Y la compra de regalos tendrá ajustes en cuanto a selección de marcas y precios. Ya lo tendremos más claro a mitad del mes.

Leave a comment

Your email address will not be published.


*