Trucos para mantenerse fresco esta temporada de calor

Aunque en los últimos años el calor en esta época ha ido en aumento, siempre ha existido y acechado a las personas haciéndolas sudar por tiempo indefinido.

Abanicarse con el periódico o revista que esté al alcance es uno de los trucos más conocidos y populares entre las tías para refrescarse durante los días de calor. Sin embargo, hay otros igual de eficientes, pero menos conocidos que te pueden mantener fresco.

 

Aunque en los últimos años el calor en esta época ha ido en aumento, siempre ha existido y acechado a las personas haciéndolas sudar por tiempo indefinido. La gran ventaja es que ahora contamos con tecnologías avanzadas como los minisplits, por lo que ya no tenemos que ingeniárnoslas para encontrar formas de refrescarnos.

 

Por eso, con el apoyo de los expertos de The Home Depot, juntamos un par de trucos del viejo y nuevo mundo que te mantendrán fresco en esta temporada de calor ¿quieres saber cuáles son?

 

 

Mójate las muñecas 

Mojar las manos y las muñecas con agua fría varias veces a lo largo del día puede tener muy buenos resultados debido a que las venas y arterias que están en esa área se encuentran muy cerca de la piel y refrescan la sangre en circulación. Al hacerlo, sentirás un alivio casi instantáneo en el resto del cuerpo.

 

Come comidas pequeñas 

Divide tus comidas en pequeñas porciones que puedas ingerir a lo largo del día. Cuanto más pequeña es una comida, el calor metabólico que genera el cuerpo al digerir es menor. Ojo, no significa que comas menos, sino que comas lo mismo, pero dividido en más porciones.

 

Acomoda estratégicamente tu ventilador 

Los ventiladores de pedestal son excelentes aliados para combatir el calor debido a que los puedes llevar contigo cuando te cambias de cuarto y colocarlos a tu alcance para que refresquen mejor. Un truco que te refrescará hasta la punta del pelo es colocar el ventilador frente a una ventana para que jale el aire fresco de afuera y enfríe el aire que entra a la casa.

 

 

Toma duchas tibias 

Cuando tomas regaderazos con agua fría, cuya temperatura está muy por debajo de la corporal (36° en promedio), puede ser muy placentero al momento. Sin embargo, al final el resultado será contraproducente porque las duchas de agua fría hacen que el cuerpo genere calor para regular este cambio brusco de temperatura. Una mejor opción es bañarse con agua tibia para que los termorreceptores de la piel noten el calor y refresquen el cuerpo.

 

Ventilador de techo 

Los ventiladores de techo siempre son una buena opción ya que no requieren de una inversión inicial muy grande. Puedes adquirir uno que funcione con control para prenderlo, apagarlo o cambiarle la velocidad desde la comodidad de tu sillón o tu cama. Puedes colocarlos en los cuartos más calientes de la casa para que los mantenga frescos.

 

Usa materiales frescos 

La tela de la ropa que usas o hasta de las sábanas juega un factor muy importante. Las telas de lino y algodón son las más recomendadas porque permiten la circulación del aire y absorben la humedad y el sudor. Por otro lado, las telas que debes de evitar a toda costa son las telas de nylon y de fibras sintéticas.

 

Instala un minisplit 

Si ya tomaste una ducha de agua tibia, comiste poco, te serviste un helado, acomodaste el ventilador, te mojaste las muñecas y no has usado más que ropa ligera de algodón, pero todavía te sigue sofocando el calor, tal vez es momento de que uses el último recurso: el minisplit. Éste es un recurso infalible, ya que tú puedes controlar la temperatura en la que quieres que esté el cuarto sin importar a cuántos grados estén afuera. Actualmente, existen opciones con tecnología Inverter que te ayudarán a ahorrar luz mientras te refrescas.

Leave a comment

Your email address will not be published.


*